jueves, 26 de septiembre de 2013

EL DESEO

A veces 
tus manos son continentes
que me cobijan del viento.

A veces 
tus ojos son flores
que me coloran el alma.

Y a veces 
tu cuerpo es el tiempo
la brevedad del abismo
y la extensión de mis brazos. 

Eres a todas luces
el rebaño del asombro
la vertiente del magma
y la nación del deseo.

martes, 24 de septiembre de 2013

LA TRAMA


De tu cabeza salen flores que huelen a nostalgia, 
a piedras calcinadas y a linea horizontal.
De tus caderas nacen ríos que saben a infinito,
a márgenes floridos y a piedra genital. 
De mi sueño cada día, sales presta unificada,
con el agua por mirada y los hilos como flor.
Hilos rojos maltrenzados, hilos verdes apagados;
hilos cientos despegados, que alardean de tapiz;
hilos breves, sin palabras, que se cortan al partir.
Hilos ciertos despertados, que se quedan junto a mi. 

martes, 17 de septiembre de 2013

OCTUBRE

Las palabras se desprenden de la noche
cual dientes de granado:
pequeño infinito que arrulla tus ciudades.

Yo me detengo en la sombra y te observo,
como un prófugo que arriba sin señales.
Beso los confines de tu octubre, 
tus márgenes ocultos, tus cejas dibujadas.
Beso tu parsimonia y tus pechos,
me adentro en la tiniebla de las hojas
y abro la tierra de par en par,
con la destreza del amante que tu sueñas.

Estos huesos que me pueblan no son míos
y el pan que me sustenta es de otro margen:
Las palabras se desprenden de mis manos
cual dientes de granado:
pequeño infinito que arrulla tus ciudades.








miércoles, 4 de septiembre de 2013

NICTE

LA noche mece sus trazos luminosos,
sus dedos que se encallan,
en el entramado de un paraguas
que hoy solo sirve para ver las estrellas.

martes, 3 de septiembre de 2013

TANGO

PERDIDO bajo mis labios 
el aroma de las hojas,
llora la lluvia distante
una despedida invisible.

Se despiden las voces,
los abrazos;
se despiden los besos
y el cansancio.
Se despiden los hermanos,
los amigos y también
se despiden las sombras
y el asombro.

De solo estar,
me sumerjo en tu frente,
para saber 
si de verdad te despiertas
o sólo sueñas mi sueño.

Yo simplemente te añoro,
como se añora lo amado
en los instantes fugaces,
sin reparar en palabras 
ni en sentimientos.

Me detengo 
en la puerta de las ramas
y subo a ver si estás triste.
No vaya a ser que esta lluvia
nos deje lejos y a solas.

domingo, 1 de septiembre de 2013

ASOMBRO

VESTIDO de asombro deambulo la acera brutal de tus prendas, buscando sosiego en la pétrea tersura, en el margen  perpetuo que habita en tus ríos.

Mi sed verdadera se nutre del verbo carnal que tu mano sostiene, del pliegue tangente que esgrimen tus labios. 

Mi sed verdadera de besos y abrazos, se nutre y aplaca  con bellos desplantes que cuelgan del techo.

Mi sed verdadera de luz y trasiego, se nutre al comerte la piel en la sombra y olerte hasta el fin las miradas perdidas.

Vestido de asombro, camino subiendo tus piernas de trigo, hasta el firmamento implacable de un torso, donde desgranar mi razón por completo.