miércoles, 28 de mayo de 2014

LA LUZ DEL NARANJO



ESPLENDE tu risa
debajo del naranjo.
Toma mis prendas,
me lleva lejos, 
me desvela
y me contempla.

Vienes a mí 

vestida de azahares
y te ríes de mis ojos, 

y de su hogar concurrido.
 

ME detengo,
tiemblo en tus manos,
mientras miro la gente,
y el amor que verbalizas.

Estoy de pie, arrasado
por los cuchillos del vértigo.

TE ríes,

me abrazas con tu lienzo,
y me miras sin dudarlo,


mientras el sol troquela 
la fronda de los árboles.

domingo, 25 de mayo de 2014

UN MAÑANA

Yo me pierdo
en el corazón de tu abrazo
y renazco de todas las dudas
a un espacio compartido.

Soy el de ayer
y sin embargo ya no tiemblo.
Soy el de ahora
con señales compartidas,
con certezas y añoranza.

Hoy, el sueño trepa
por el cuerpo de los sauces,
enmudece en sus bengalas
y se pierde 
entre los templos del mañana. 

TUS RÍOS

Entonces el azul de tus venas
fue naciendo de mis dedos
y quedándose en el pliegue
de tus manos, que me abarcan
como a un sueño verosímil,
en la totalidad de tus pasos
que vienen y van
en el alma de los faros.



Y también nacieron tus ríos
que resguardan
el laberinto de mi sueño,
y los dedos de mi mano
que por fin te pertenece.

A A. DV.R


lunes, 19 de mayo de 2014

DESDE TU CUERPO

DE la tarde conservo el aroma de tus cejas,
el cielo de tu imperio
y el sol, en medio de mi rostro.

Soy la doctrina que buscas en el beso,
el palmo que separa nuestros cuerpos
y el aluvión de cicatrices que atesoras.

Yo a veces soy, un hombre cansado,
raído por los astros, enmudecido,
que busca así, el refugio de tu abrazo.

Pero hoy, a sabiendas
tus pasos me sorprenden
y afloran los jazmines de mi espalda
al paso de tus dedos.

Tu a veces eres, el alma que esperaba,
el grito de las olas, la luz,
o el iris que madruga
y siembra las sonrisas.


A A. DV.R

domingo, 11 de mayo de 2014

FINAL

Abro los brazos al abismo,
al cuerpo efímero del sur.
Estoy solo, ante la tersura
de tu cráneo, de tu fémur.


Estoy de dientes raído
sin risa, acodado en el vientre
de una serpiente que baja
por el río de mis ojos.


Y por delante las luces
mutan en desamor, en
un acto reflejo del destino,
que se lleva por delante
los bosques, los lagos,
el amanecer y tu vida.


Descansa, por fin en paz
hermano mío.

martes, 6 de mayo de 2014

NEXT TO ME

A, A.DV.R.

Y por ventura encontré
la frontera del vértigo,
el aluvión de tus ojos
que abrumaron mis sueños.

Después, el árbol se hizo
silencio, entre las plumas
de un tordo,
muerto bajo la lluvia.

Soy a veces el pájaro,
el árbol que tiembla ante
la estatura de tus manos,
de tus dedos extendidos
en el ser que me contiene.

Acaso un día naufragué
de soledades. Acaso bebí
el ámbar de tu vientre,
y por fin, después de tanto
tiempo, pude verme,
en la flor de tu reposo.

jueves, 1 de mayo de 2014

PADRE EN EL VIENTO.

Abro las puertas al margen,
a los días remendados
y al pan endurecido del invierno.

Abro las manos del árbol
la lluvia de su escarcha
y el gris silencio de sus hojas.

Ha llegado el viento
con vientre de tormenta
y manos silbadoras,
con frente de araucaria
y ruido que estremece.

Padre, ha llegado el viento.
¿Lo oyes?
Te llama por las noches,
también de madrugada.
Tal vez porque tus manos
ya no hablan
y viene a rescatarlas.




EL BUEN DÍA

Tengo las manos vacías,
y un alma llena de lluvia,
de inquietas palabras .
 
Tengo los ojos que buscan,
la piel que consuela
y el cielo.
  
Las vertientes del alba
ríen con dientes violetas
y las piedras mueren 
acribilladas por el sol
verdugo de las frondas
y amante de las flores.