viernes, 27 de junio de 2014

ACONTECIMIENTOS

ÚLTIMAMENTE
me ha dado por pensar
que aconteces en el musgo,
en las sombras, en las ramas.

En el tacto universal
de los abrazos,
y en el viento.

Últimamente
me ha dado por soñar
que alcanzas las laderas
de mi cuerpo, simplemente,
con el roce azulecido de
tus venas, donde braman
mis vagones y mis ojos.

Y pienso, quién vendrá
a resarcirme de tanto desatino,
si ya tu ceño no transgrede
mis sentidos, mi labranza,
el fuego protector
de nuestro abrazo.
¿Quién vendrá?


LEJANÍA

Me dices, 
siempre me dices:

No todo está perdido

si en la roca de tu esencia
aún respira mi aroma,
la linea circular
de mis premisas,
y el espectro lunar
de mis señales.
 

Las señales que dejo
cada día, para verte regresado.