viernes, 28 de febrero de 2014

ELEGIA

MADRE,
a veces yo te espero
como se espera a las flores,
como se espera a la lluvia,
o a los silbidos del viento.

A veces yo vierto el jardín
que duerme lunas de nácar,
sobre tu alfombra de azahares.
Tomo asiento despacio,
perfil al poniente
y empiezo a pensarte,
para ver si te acercas
y me ves con tus manos.

A veces a lo lejos,
aún puedo sentir 
la colisión de tus dedos
sobre mi frente de luna.

A mi Madre, Norma J. Soria
Fallecida el 28 de Febrero de 2007