viernes, 18 de diciembre de 2015

VISIONES


Soñar,
adentrándose en la fosa del tronco,
en la matriz ciega de su albura.
Soñar.
¿Qué más da?
De repente el cielo
huye de las sombras,
aunque las nubes así,
no lo permitan.


Anidado cielo
preñado de sombras
que descienden
por mis labios.
Ansiado cielo
que estalla,
que gira
sobre la copa de los álamos,
sobre las pisadas
que se pierden,
sin retorno,
en el sur del horizonte.

miércoles, 2 de diciembre de 2015

EL ESPACIO DEL ADIOS

 A mi hija Allegra, fallecida a los 17 años, el 15 de noviembre de 2015

Pasa por el cielo
la dulce estridencia de tus labios,
la revolución de tus edades,
y la comarca diminuta
de tu infancia.
 

En mi dolor
me abrazo a tus cenizas,
a la certeza de saberte transformada, 

y me abnego a lo que habita
más allá de mis fronteras.
 

Soy, simplemente un hombre triste,
un vestigio gris
sentado en una silla.
Siempre, en la misma silla.
 

Pero tu no te detengas,
y respira la luz de tu tersura,
transita los umbrales del saber,
los gestos del mañana.
Porque tu y yo sabemos

que todo tiempo tiene un rostro,
y entre esos rostros esta el mio.