sábado, 28 de febrero de 2015

EL BLUES, O LA RUEDA ETERNA DEL ALMA.

ROBBEN FORD, uno de los mayores exponentes del género. En el Jazz, hay leyendas que dicen que sólo existen dos tipos de músicos de jazz: los que tocaron junto a Miles Davis, y...los demás. Robben ford fue uno de ellos.
Nada es casual.




El blues, como género musical es, en apariencia y a nivel de complejidad musical, poco complicado. La rueda eterna de primera, cuarta y quinta, se transforma, en manos o voces de verdaderos genios de este género, en un universo a cuyo cenit llegan unos pocos. El Blues es tristeza, alma, simpleza profunda que desgarra las notas en el centro mismo del alma humana. El Blues es, sin más, poeticamente urbano y a la vez sumerge sus raíces en los pantanos donde habitan los caimanes, donde la esclavitud norteamericana supo arrancarle a la tierra sus más profundas lágrimas, su dolor, para convertirlo en esto que sin más, es así de simple: 1ª-4ª-5ª y así...