domingo, 17 de mayo de 2015

AYER, LAS NUBES

El ceremonial paso de las nubes
ha imbuido la tarde de lienzos opacos
colgados del cielo
mecidos por el viento sudestal
que esta mañana era 
sólo un atisbo de la sombras
y ahora se muestra violento
paseante de hojas y ramas
volante de cuerpos que brillan.
Ayer mismo las majadas pastaban
rumiaban el polvo del paisaje sural.
Ayer mismo tu espada me dejaba sin lienzos
mudo
aparecido de remansos
que resbala con las hojas
y tropieza con estrellas.
Ayer mismo nos amábamos
de una manera comprensible
a las hojas a las luciérnagas.
Ayer mismo eras otra
diferente
y tu frente se vestía de girasoles verbados.
Ayer mismo era yo otro
diferente
y de mi frente las nubes
huían de forma dispersa
afable y cenital.
Ayer mismo era un día mejor
porque estabas
y hoy, hoy no estás.

Daniel Gonzalez Soria.
Abril de 2013


LAS VENAS ABIERTAS

MIS arterias bravas
se abren sobre un tapiz horizontal
en el centro de Numidia.

EL frontispicio agreste se ha partido,
por el centro mismo de su eje,
y la mujer descalza, vestigial, 
está pariendo un rayo, 
bajo la fronda del cielo,
desprovisto hoy de su corona.

ABRAZAMOS, tildamos la muerte,
los ríos del abismo, la nación
extrema de los cuerpos.
Cometemos siempre los mismos errores.
y volvemos a yacer sobre el tapiz
verticalmente, en el centro del desierto,
que nos parió bajó la fronda
del vacío.




DE RAYOS Y PASIONES

TODOS

alguna vez

morimos de PASIÓN

de invierno (morada del ganado de aliento visceral)

tambiénmorimos de silencio 

de negro y de bondad.

Morimos de torpeza 

cual piedras de cedrón.

Morimos de granate

de prosa o por amor.  

Así

partidos por el rayo

no hay más nada

más nada qué esperar.