jueves, 30 de marzo de 2017

EL ARBOL DE LA LLUVIA/Poesía para niños


Hay un árbol junto al rio
que ya empieza a florecer,
pues la lluvia le dio encargo
de llamarla cada vez.
Crece y crece cada día,
nunca deja de crecer.
El verano ya se acerca
con su lengua de papel.
Y si el árbol no cantara
Cuando el viento se hace de él,
no vendrían ya las nubes
ni volvería a llover.
Árbol viejo, árbol luz
canta, canta, cada día
tus canciones de vergel,
Pues los campos están secos
Y ya es hora de llover.


EL SOL/ Poemario para niños "El Sistema Solar"




El sol se levanta vestido de oriente,
lavando sus ojos con agua de nubes,
quizás empujadas por el viento cierzo,
  quien a esta hora, debía estar durmiendo.

El sol tempranero reparte colores
en hojas, graneros y suaves llanuras.
El sol es un pícaro amigo del viento
que lava su cara los lunes, temprano.

El sol ya se asoma vestido de cielo,
y extiende sus brazos por todos los lares,
queriendo alcanzar cada palmo de tierra,
que en esta mañana lo espera impaciente.

El sol tempranero reparte fragancias,
en breves poblados con cuerpo de nieve.
El sol es un disco repleto de estrellas,
un rey estridente que hoy, por ser lunes,
se viste de gala, de espuma y canciones.

Poemario para niños: El sistema solar.

 




el mismo que ahora debía estar durmiendo.
El sol tempranero reparte colores
en hojas, graneros y suaves llanuras.
El sol es un pícaro amigo del viento
que lava su cara los lunes, temprano.
El sol ya se asoma vestido de cielo,
y extiende sus brazos en todos los lares,
queriendo alcanzar cada palmo de tierra,
que en esta mañana lo espera impaciente.
El sol tempranero reparte fragancias,
en breves poblados con cuerpo de nieve.
El sol es un disco repleto de estrellas,
un rey estridente que hoy, por ser lunes,
se viste de gala, de espuma y canciones.



el mismo que ahora debía estar durmiendo.
El sol tempranero reparte colores
en hojas, graneros y suaves llanuras.
El sol es un pícaro amigo del viento
que lava su cara los lunes, temprano.
El sol ya se asoma vestido de cielo,
y extiende sus brazos en todos los lares,
queriendo alcanzar cada palmo de tierra,
que en esta mañana lo espera impaciente.
El sol tempranero reparte fragancias,
en breves poblados con cuerpo de nieve.
El sol es un disco repleto de estrellas,
un rey estridente que hoy, por ser lunes,
se viste de gala, de espuma y canciones.

DESAMOR

Y las violetas subían a ver el rostro de la niebla,
el desamor de los senderos pisados por la impiedad de los hombres.
 
No había más que silencio, en el rugido del viento.